Se me olvidaba enseñarles mi librero nuevo

Se me olvidaba enseñarles mi librero nuevo

Una de las grandes inveresiones del verano fue mandar a hacer un librero que cubriera nuestra desnuda pared de la sala. Ese lugar donde pasamos muchas horas de nuestra vida, entre viendo televisión, jugando, leyendo, tomando la siesta o símplemente platicando.

Estuvimos planeando esto durante mucho tiempo y aunque todavía le hace falta algunas cosas para parecerse a la idea que yo tenía, hasta el momento es un gran avance. De la desnuda pared en donde había colocado un pequeño mueble con una televisión de grandes dimensiones, ahora tenemos un enorme librero en donde el televisor queda pequeño. ^^U

Así es como se veía anteriormente nuestra sala.

Podrán notar que en realidad lo único que se vé es una enorme pared que no puede ser llenada con nada. Una enorme mancha blanca que nosotros no veíamos porque normalmente no centrabamos nuestra atención en la pared.

El mes pasado ahorramos lo suficiente y nos lanzamos a mandar a construír un librero empotrado en dicha pared. Como la cocina tiene la vista abierta al resto de la casa, decidimos que la madera debía de ser del mismo color, para no tener tantas mezclas. Otra de las cosas que decidimos es que no tuviera un fondo de madera, porque entonces se vería demasiado cargado. Después de haber vivido en una casita chiquita, el gran cambio de respirar en un espacio grande me hace apreciarlo y en realidad no quiero que nada me quite la sensación de que hay bastante espacio en la casa.

Finalmente el mueble quedó de la siguiente forma.

Como verán todavía queda mucho trabajo por delante, especialmente en lo que se refiere al televisor y todos sus aditivos. Aún estoy buscando una forma de disimular todos esos cables y que la viste quede más limpia.

También tenemos pensado montar el televisor en la pared, para que quede centrado en el espacio.

Por lo pronto la sección de libros ha quedado bastante holgada. Ya no tengo la sensación de que si compro alguno nuevo no voy a tener dónde ponerlo (afortunadamente), sin embargo todavía tengo la impresión de que no solo debería haber libros. Igualmente me hacen falta unos cuantos topes para que los libros no terminen cayendo por todo el mueble.

Vamos avanzando. El mueble en sí fue un gran avance y la casa luce mucho mejor desde que está.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: