Tu perro y otros perros

Tu perro y otros perros

En un mundo perfecto, podríamos proteger a nuestros perros de situaciones negativas, de ansiedad y de miedo. En el mundo real, debemos ayudar a nuestros perros a que aprendan cómo hacer frente y responder, de una manera sana y aceptable, a todo el espectro de personas, animales, lugares y cosas que pueden encontrar.

Exponiendo a nuestros perros a diferentes tipos de personas y animales (clases de obediencia , visitas al veterinario, paseos en el parque) podemos ayudarles a desarrollar confianza para afrontar situaciones inquietantes.

Muy a menudo, la forma en que un perro responde a los estímulos del medio ambiente es producto de lo que ha aprendido o no ha aprendido en casa.

La socialización no termina en la etapa de cachorro. Mientras que la base para el buen comportamiento se establecen durante los primeros meses, sino que se debe de fomentar y reforzar durante todo el tiempo.

Aunque la naturaleza establece los límites de lo que puede lograr con un perro (temperamento y características de la raza), con formación y obediencia constante, reglas y límites podemos hacerle entender a a nuestro perro que én no tiene el control y que nosotros decidimos qué comportamiento es aceptable.

Como socializar con otros perros

Para enseñar a un perro a ser sociable (con otras personas y perros) es necesario que salgan. Lo más recomendable es llevarlo a dar paseos en parques mientras lo mantienes con una correa y evaluas cómo reacciona. ¿Gruñe a otros perros? ¿Se muestra tímido? ¿Es hiperactivo y jala todo el tiempo? Lo primero es conocer el carácter de tu perro con otros perros y otras personas.

Para corregir un comportamiento es bueno decirles “no”, con una voz firme y jalando un poco la correa para hacerles saber que eso no está bien.

Lo mejor para enseñar a un perro a socializar con otros es lo siguiente:

1. Reúne todo lo necesario y lleva a tu perro a un espacio grande y abierto, preferiblemente cercado, en donde no suelan haber otros perros. Nosotros buscamos un área verde común de uno de los fraccionamientos en el vecindario que se encontraba cercado y que los niños usaban ocasionalmente para jugar futbol. Después de investigar sus horarios, nosotros pudimos llegar al parque cuando no hubiera nadie.

2. Busca a un perro conocido. El perro de un amigo es la mejor opción.

3. Si tu perro es de una raza grande, preferentemente usa un collar de ahorque. Posiblemente te parezca algo muy drástico, pero definitivamente es mucho más efectivo para controlar a tu perro, sólo asegúrate de que esté bien colocado.

4. Si al momento de encontrarte con el otro perro, tu perro comienza a gruñir (a distancia), corrigelo. Esto se hace dando un suave tirón a la cadena y diciendo “no” de una manera firme. Una vez que deja de gruñir se le recompensa (esto puede ser con una palmada o una caricia o incluso con una galleta para perros).

5. Vete acercando al otro perro. Si tu perro sigue gruñendo, date la vuelta y aléjate. Haz que tu perro se siente dándole la espalda al otro perro hasta que se calme.

6. Mientras su perro esté sentado, hacer que el otro se vaya acercando a olerle el trasero (si, olerle el trasero). No deje que su perro se levante, intenta mantener la atención de él en tí.

7. Si su perro está listo para arremeter contra el otro perro, detenlo y da la vuelta. Oblígalo a sentarse y esperar y luego da una vuelta con él, camina por espacio de 5 minutos y vuelve a intentarlo.

8. Si después de esto tu perro no se ha calmado, entonces es posible que debas consultar con un entrenador.

Normalmente un perro no necesita tantos pasos para abrirse con otros perros. Mi perra en especial es demasiado abierta con otros perros, podría decirse que le encantan (tanto que puede llegar a atosigarlos).

El único consejo que viene después es Socializa Socializa Socializa. Nada mejor para que un perro se sienta cómodo alrededor de otros perros que la práctica. Sigue intentando que tu perro socialice con otros perros, siempre y cuando su dueño considere conveniente. Es benéfico para ellos.

Perros agresivos con otros perros

El primer paso para tratar con perros agresivos es entrenarlos en casa.

Si tu perro continúa tratando de atacar a otros perros aún cuando tu sigues diciéndole “no” y jalando la correa…es obvio que no cree que tú seas el jefe.

Es por ello que te recomiendo que seas más severo, hazle saber que cuando dices “no” es en serio. Si tu perro no escucha, agarralo por el cuello, dale una sacudida y luego repite “no”.

Perros tímidos o asustadizos

La obediencia básica hace maravillas para la autoconfianza de un perro, sobre todo si se usan métodos positivos de entrenamiento. A medida que aprende a hacer lo que se le pide y se le premia por ello, se volverá mas confiado porque sabe qué es lo que quieres.

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: